martes, 6 de enero de 2009

La tradición de la Rosca de Reyes

Fuente: El Universal

La rosca de reyes representa una corona, la cual se adorna con frutas de colores simulando las joyas que estaban incrustadas en las coronas de los Santos Reyes que significan Paz, Amor y Felicidad

La rosca de reyes representa una corona, la cual se adorna con frutas de colores simulando las joyas que estaban incrustadas en las coronas de los Santos Reyes que significan Paz, Amor y Felicidad. El niño que se esconde recuerda el momento cuando José y María escondieron al niño Jesús para salvarlode Herodes así como cuando los Reyes Magos fueron a obsequiar al niño Dios oro para el Rey, incienso para Dios, y mirra para el hombre.

La tradición dice que quien encuentre al niño en la rebanada De Rosca, será quien lo cuide hasta el 2 de Febrero, lo vestirá y Lo presentará al templo, como lo presentó la Virgen María.

Pero, cuál es el origen de este pan ritual. Según el antropólogo Julio Caro Baroja puede ubicarse en la remota Roma de la edad media, ya que en " las Saturnalias parece que ya se hacían pasteles y tortas con formas especiales que pudieran relacionarse con nuestro roscón".

Las Saturnalias: eran unas fiestas relacionadas con Saturno, el creador del Universo, en las cuales se daban orgías desenfrenadas. Según los investigadores franceses Beauviala y Vielfaure, la costumbre de esconder un objeto en los panes se dio en el siglo XI, en la población de Besançon, a 387 kilómetros al sureste de París, cuando los canónigos del lugar acostumbraban echar la suerte de su futuro representante, escondiendo en un pan una pequeña pieza de plata. Esta costumbre fue adoptada por otros sectores religiosos.

Tiempo después se generalizó entre la población laica con ciertas modificaciones: el pan se convirtió en torta o bollo y la pieza de plata en pieza de oro, entre los ricos, y en haba, entre las familias pobres.

La tradición se extendió por toda Francia, en donde, se creó una gran torta o roscón llamado gâteau de la fève, pastel de haba, y a quien encontraba en su pedazo el haba, se le nombraba Roi de la Fève (Rey del haba). La costumbre de comer un roscón llegó a España y, a raíz de la Conquista, a la Nueva España.

En el siglo XIX durante la merienda del 6 de enero se practicaba la costumbre llamada "La Rifa de los Compadres", la cual consistía en colocar en dos sombreros de los asistentes, papelitos con los nombres de la mujeres solteras, en uno, y, en otro, de los hombres solteros. Se iban sacando, alternadamente, un papelito de cada sombrero, de tal manera que se iban formando parejas. No siempre resultaban del agrado de todos. También se cuenta que era un deber de los comensales, dejar un pedazo de rosca para el primer indigente que tocase a la puerta.

En Francia, en la actualidad el pan que se come lleva el nombre de galette des Rois, torta de Reyes; tiene una forma plana y es de pasta hojaldrada, en contraste con el roscón de España, que es una especie de brioche en forma de corona.

Hoy en día en España se le sigue llamando "Roscón de Reyes" y se hace con agua de azahar, decorándolo con frutas secas, como nuestra mexicana "Rosca de Reyes". Lleva de dos a tres muñequitos, según el tamaño. Se parte el día 6 por la tarde o noche, acompañándola de chocolate. Se considera que es la última ocasión en que se reúne la familia para festejar las Pascuas de Navidad. Entre los adultos se intercambian regalos y los niños ya están disfrutando los obsequios que la noche anterior les dejaron Melchor, Gaspar y Baltasar.

Significado de la Rosca de Reyes

En México existen diversas opiniones: Una considera que la forma oval o anular representa al movimiento de traslación anual del sol y el muñequito, que por motivos comerciales se ha multiplicado, simboliza al Niño Jesús, en su advocación de Dios Sol.

Otras mencionan que su forma, en los comienzos, redonda y ahora oval, es una representación del cielo, y el muñequito, que hasta no hace mucho era de porcelana, al Niño Dios. Pero van más allá, ya que señalan que el hecho de comernos el pan se relaciona a la comunión con lo sagrado del personaje recién nacido.

Después de que los Reyes adoraron a Jesús, un ángel les avisó que no regresaran donde Herodes y ellos regresaron por otro camino. Herodes al enterarse que había nacido el Rey que todos esperaban, tuvo miedo de perder su puesto y ordenó matar a todos los niños menores de dos años entre los cuales se encontraría dicho Rey.

La Sagrada Familia huyó a Egipto y el niño Dios se salvó, otras familias escondieron a los bebés en tinajas de harina y así no fueron vistios y salvaron sus vidas. Desde entonces, los judíos comían pan ázimo el 6 de enero en el que escondían un muñeco de barro recordando este acontecimiento.

Los primeros cristianos tomaron un poco de esta tradición y la mezclaron con la historia de la visita de los Reyes Magos para la celebración de la Epifanía: cambiaron el pan ázimo por pan de harina blanca y levadura, cocida en forma de Rosca, endulzándolo con miel y adornándolo con frutos del desierto, como higos, dátiles y algunas nueces.

Para los cristianos, la forma circular de la rosca simboliza el amor eterno de Dios, que no tiene principio ni fin. Los confites son las distracciones del mundo que nos impiden encontrar a Jesús.

El muñequito escondido dentro de la rosca, simboliza al Niño Jesús que los reyes no encontraban porque la estrella desaparecía.

Esta costumbre de los cristianos de Palestina llegó a Europa y posteriormente a América.

En México, el que encuentra el muñequito de la rosca se convierte en el centro de la fiesta: se le pone una corona hecha de cartón y cubierta de papel dorado y se le da el nombramiento de ?padrino del Niño Jesús?.

El padrino deberá vestir con ropas nuevas a la imagen del niño Jesús del nacimiento y presentarlo en la Iglesia el día 2 de Febrero, día de la Candelaria. Después hará una fiesta con tamales y atole.

Una opción

Usted podrá comprar la rosca donde más cerca le quede, donde más le guste su sabor, pero le quiero comentar que la familia Velasco Ladaga elabora sus panes con la antigua receta de la abuela: ¡rellena de frutas cristalizadas! como piña, higo, pasitas, cerezas y rayadura de naranja. Además tiene y sabe a mantequilla pura, está suavecita y ¡riquísima! La decoran con cerezas e higo, ates en rojo y verde.

Desde hace 20 años la pastelería Alcázar ha comercializado dichas roscas, cuya leyenda es con la que inicia esta nota, para el deleite de los habitantes de las colonias San Pedro de los Pinos, Roma, San José Insurgentes, San Jerónimo, Del Valle, Vallejo y todos los que las quieran llevar.

Pastelería Alcazar nació en Agosto de 1984. del gusto por los pasteles, especialmente de un pastel de mazapán de almendras con frambuesas de origen español llamado "ALCAZAR" de donde se tomó el nombre de las Pastelerías.

La rosca chica de medio kilo cuesta 90 pesos, la mediana de kilo y medio 150 y la grande, de dos kilos y medio, es de 250 pesos.

La casa matriz está en Calle 10 No. 36, Col. San Pedro de los Pinos. Tels. 5516-0123 y 5271-9796 y su página web es www.pasteleriaalcazar.com

PASTELERIAS ALCAZAR

Calle 10 No. 36, col. San Pedro de los Pinos. Tels. 5516 0123 5271 9796

Aguascalientes No. 98, col. Roma. Tels. 5264 3450

Saturnino Herrán No. 15, col. San José Insurgentes. Tels. 5611 6719 5615 3051

San Jerónimo No. 630. Plaza San Jerónimo. Tels. 5652 8008

Eugenia No. 1164, col. del Valle. Tels. 5682 4858 5682 4976

Plaza La Raza. Calzada Vallejo No. 275. Tels 26316613