martes, 1 de julio de 2008

Recetas naturales para la belleza de los pechos

Fuente: Enplenitud.com

Cremas naturales para preparar en casa, para combatir la piel arrugada y las grietas de los senos

El paso del tiempo o el haber dado a luz puede provocar grietas en los senos. En muchas mujeres la huella queda y es motivo de preocupación estética, pero con algunos consejos para preparar en casa es posible aliviar las molestias y recuperar la firmeza que antes se tenía, sin tener que recurrir a caras cremas de venta en tiendas especializadas.

Infusión de melisa:

- I cucharada pequeña de melisa seca.

- 20 cl de agua (1 taza).

- Hacer hervir el agua. Retirar del fuego y agregar la melisa.

- Dejar reposar cinco minutos y colar.

Aplicación:

- Con un algodón o gasa el líquido directamente en el pecho. La melisa relajará los senos, atenuará el dolor si es que existe y suavizará la textura de la piel.

Crema de clara de huevo: Ayuda a frenar la flaccidez de los senos provocada tras el embarazo y lactancia o por haber adelgazado y engordado recurrentemente

- 1 clara de huevo

- Agua de cebolla

- Batir la clara de huevo a punto de crema

Aplicación:

- Extender la clara en la parte baja de los pechos hasta la mitad.

- Dejar actuar treinta minutos.

- Lavar con el agua de cebolla.

Zanahoria y palta (aguacate): La vitamina A es la mejor ayuda para prevenir y reducir las arrugas.

- Cocer ambos alimentos.

- Mezclar hasta obtener una consistencia cremosa.

- Aplicar y dejar actuar en la zona durante dos horas.

- Enjuagar con agua tibia.

Leche:

- Nada mejor que la leche para evitar las grietas, sobre todo durante el embarazo.

Aplicación:

- Con un algodón, aplicar leche entera sobre los senos.

- Masajear suavemente. Dejar actuar durante media hora.

- Enjuagar con agua tibia.

Consejos para el cuidado de los senos

- visitar al ginecólogo cada año para una revisación.

- evitar las variaciones de peso ya que las oscilaciones debilitan los músculos pectorales.

- Durante el embarazo es necesario aplicarse cremas que contengan elastina para proteger los tejidos y evitar problemas posteriores y durante la lactancia, ya que las grietas suelen aparecer en el momento del amamantamiento.

- Una correcta hidratación es fundamental para mantener la piel suave y saludable.

- La elección del sostén adecuado también es importante. Lo ideal es que sea de algodón.